AVISO DE CONTENIDO



Ojo, en algunas entradas menciono spoilers de películas. Gato que avisa no es traidor.




martes, 22 de febrero de 2011

Copérnico, de El Truco Final [The Prestige]

Película: El truco final [The Prestige], de Christopher Nolan (2006)
Animal: Gato
Nombre: Copérnico
Descripción de su papel: Es el gato del ayudante de Tesla (David Bowie) en la película, Alley (Andy Serkis), y aparece en una escena de la película en que muestran el funcionamiento de una máquina muy importante en la trama.


(No estuvo demasiado mal. Breve aparición pero bastante intensa, un poco sobreactuado pero aún así lo hizo mejor que su compañera de reparto Scarlett Johansson)


9 comentarios:

Mafalda dijo...

El gato es el mejor, muy natural

El Especialista Mike dijo...

En la segunda foto da grima, ¿eh? XD

Ana Laura dijo...

Debes incluir un punto también... si los animales en cuestion fueron dañados en la filmación de la peli o no... que esa segunda foto me asusta.

Karlita la + Bonita dijo...

no me acuerdo muy bien qué es lo que pasa con eso, ¿se duplica el gato? Como que me recuerda un poco a lo del experimento de el gato de Schrodinger...

Ana Laura dijo...

Ahhhh, pero en este caso todos los gatos estaban vivos :)

Calavera dijo...

Cliff, quiero una entrada sobre Church, el de Pet Sematary!!! :D

Lillu dijo...

Fue una interesante interpretación, aunque lo de Scarlett Johansson tampoco era difícil de superar, seamos sinceros :P

saluditos

CreatiBea dijo...

jejeje buen actor este gato.

sofia martínez dijo...

¡Órale! “El Truco Final” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador”, una serie de TV, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.